Hay esperanza

La tarde empezó con un minuto de silencio en Asti. Silencio y cinta negra en los brazos de los jugadores de rugby del Zarautz, en memoria de Jakes Irigoien Eizagirre. Un accidente que nunca debió ocurrir se llevo a Jakes hace 15 días. Tenía 21 años. No hay palabras para expresar el dolor. Tampoco hay suficiente pregón, la vida, muchas veces, para indicar lo incomprensible que es. Jakes jugo varios años en las categorías inferiores del Zarautz y los amigos no lo olvidaran.

 

Después vino el rugby. Importante, tal vez, donde las cosas no tienen importancia. 37-15 gano el Gesalaga Okelan Zarautz al Gaztedi. Parece que los Vitorianos no se esperaban algo así, pero los zarauztarras estaban con hambre, tras la semana pasada, en Avilés, perder el partido contra el Belenos.

 

Para el minuto dos el Zarautz ya había realizado el primer ensayo. Touchemaul y en dos fases, ensayo escorado de Juan Sorreluz. 5-0. Los vitorianos vieron las intenciones con las que venían los jóvenes del Zarautz y subieron al marcador los 3 primeros puntos gracias a un golpe de castigo transformado por Josu Carrillo 5-3. A partir de ese momento y en toda la primera parte, el Zarautz jugo muy bien. Buena presión, sin dejar espacios a los vitorianos. Con un juego en equipo y ordenado llegaron los siguientes dos ensayos en 10 minutos. Salida de melé y en dos pases, ensayo de Unai Elustondo. El tercero, Urko Zumeta, tras una touch, maul, y aprovechando el hueco ensayo. Carlos Estrada acertó en la transformación, y 17-3 a la media hora de juego. Esto despertó a los vitorianos, que encerraron a los locales en su campo. Después de salvar el peligro en varias ocasiones, de tanto insistir, los vitorianos encontraron el premio del ensayo, aprovechando uno de los pocos huecos que encontraron, demostrando que ellos también saben jugar al rugby. No acertaron en la transformación y 17-8 en el marcador. 7 minutos para finalizar el primer tiempo, y dura lucha en el campo. Quien sería el autor del siguiente ensayo, el partido podría tomar rumbo hacia un lado o el otro. En la siguiente jugada, los Beltzak, abrieron bien a la mano y Martin Sorreluz se escapó con el balón, y logro el cuarto ensayo. Y con el marcador de 22-8 se llegó al descanso

 

En la segunda parte el Gesalaga Okelan salió con ganas. Rápida apertura de Urko Zumeta y en un par de pases, volvió a realizar un nuevo ensayo Juan Sorreluz. No hubo transformación, pero a los pocos minutos, cuando el juego se estaba acercando a la zona de ensayo del Zarautz, mediante un golpe transformado por Carlos Estrada, subieron 3 puntos más al marcador. Dejando un claro 30-8 en el marcador y todo parecía indicar que tenían el partido encarrilado, pero en un campo de rugby, las cosas nunca son fáciles. Llego el momento de dar descanso a los jugadores y empezaron los cambios, lo que provoco desorden en el juego de los locales, y el Gaztedi entro en el partido. Al Zarautz le toco sufrir y trabajar duro en defensa, pero el Gaztedi no perdono. Ensayo y transformación y 30 -15 en el marcador. Esto dio aún más alas al Gaztedi. En cambio, a los zarauztarras aun los confundió más, sobre todo tras la expulsión por tarjeta amarilla de Ugaitz Agirre. 20 largos minutos para finalizar el partido, tocaba sufrir.

 

Los vitorianos crecidos y los zarauztarras, desorientados. Y entonces, en medio del caos, la jugada que puso en pie a las gradas. El juego se estaba desarrollando en campo local, patada defensiva de Ander Aristi, recuperación del Gaztedi y contragolpe, pero en el siguiente pase, el propio Aristi intercepto el pase, y corrió hasta la zona de ensayo rival. A 5 metros del ensayo, driblo y dejo atrás al ultimo jugador del Gaztedi y marca de Ander. Transformación de Martin Sorreluz y 37-15, marcador final.


Tras esta segunda jornada, el Zarautz ocupa el 6 lugar, en mitad de la tabla. No es mal lugar, viendo como son las cosas esta temporada. Hasta enero se disputará esta primera fase. Después, los 3 primeros clasificados de cada grupo de la división de honor B disputaran la segunda fase entre ellos. El resto de equipos de cada grupo, seguirán jugando entre ellos para evitar el descenso.


El siguiente partido de los Beltzak será en Bilbao, el 6 de noviembre. ¡¡¡De mientras, un poco de descanso y Bultza Beltzak!!!