Desde la comodidad de la melé

Desde la comodidad de la melé
Imagenes del partido de primera vuelta jugado en Asti (Jon Ander Vildosola)

Se suele comentar que el mejor lugar para un delantero, es la melé; ahí es donde vive el espíritu del rugby, en la unión del grupo. No se cuanta verdad habrá en ese comentario pero el Babyauto Zarautz se ha sentido muy cómodo dentro de la melé desde donde a cuajado el encuentro con el trabajo de desgaste de sus delanteros; y con la velocidad de sus tres cuartos ha logrado sumar un empate ante el difícil Campus Ourense.

Y comenzó el partido con un golpe a favor en el minuto 2 que Juan Sorreluz transforma magistralmente; el conjunto gallego reacciona con una buena presión y logra llegar hasta la linea de marca visitante donde Jason Harvey logra tocar con el oval la base de palos anotando el primer ensayo del partido y sumando 2 puntos más el zaguero Martín Pérez en la transformación.

Desde el inicio se vio que el trabajo de los delanteros iba a ser fundamental, y a la salida de un ruck, se movía el balón hasta llegar al ala Juan Sorreluz que en velocidad entra por el lateral logrando el ensayo en el minuto 7 y él mismo lo transforma. 7-10 con mucho tiempo por delante en un campo con césped blando en Coruña, Acea da Ama, lugar donde se jugó el encuentro al mediodía del domingo. Pero el buen juego del Babyauto Zarautz se vio mermado sufriendo el ataque del Campus Universitario de Ourense que logró llevar el oval hasta la linea de 22 visitante y allí en el minuto 14 vio como el numero 3 de los Beltzak, Ugaitz Agirre, fuera sancionado con una tarjeta amarilla teniendo que abandonar el juego durante 10 minutos. Y el conjunto zarauztarra, se apretó las botas, jugó más cerca uno de otro y supo responder a cada acometida rival aguantando esos 10 minutos sin recibir ni un solo punto a pesar de estar con un jugador menos; pero se comenten errores y el Samoano Albert Onelli fue castigado también con otra tarjeta amarilla, y a pesar de que se reincorpora Ugaitz Agirre, el grupo no pudo aguantar el empuje local que aprovechó muy bien esa superioridad logrando anotar 3 ensayos en los minutos 28, 30 y 33 logrando la transformación adicional de este ultimo y añadiendo 17 puntos mas a su casillero que se puso con un 24-10 hasta el final de la primera mitad.

Tras el retorno de vestuarios, el Babyauto Zarautz con todos sus efectivos y las ideas claras, empieza a trabajar ganando sus melés e iniciando contras con velocidad, y llevando al conjunto gallego a su linea de 22 donde debe de recomponerse e iniciar sus jugadas, y en un pase de balón Jack Griffiths lo ve claro y lo intercepta plantándose bajo palos y facilitando la transformación adicional a Juan Sorreluz. Con la misma ambición, desde la melé hasta el zaguero pasando por toda la linea de tres cuartos, el XV de la Tortuga se hace con el centro del campo y en otra jugada, el Babyauto Zarautz corta la transmisión de una patada defensiva pasando el oval hasta Jacks Griffiths que repite ensayo posando bajo palos nuevamente y transformando Juan Sorreluz el tiro adicional logrando el empate a 24 en el marcador. Cada pase, cada percusión, cada placaje, cada maul era apoyado con gran actitud por todo el conjunto Beltza y a su vez, el Campus Ourense se forzaba en defensa e intentaba sus contraataques haciendo que el encuentro fuera muy igualado. En el minuto 71 logran convertir un golpe de castigo por medio de Martin Perez, poniendose nuevamente por delante; pero esa jugada era correspondida por un nuevo golpe de castigo a favor del Babyauto Zarautz desde más de 40 metros que el joven Carlos Estrada transforma hábilmente volviendo a la igualdad en el marcador en el minuto 75. 27 -27 y los últimos minutos se antojaban fundamentales, porque podían decidir un vencedor del partido, y desde la comodidad de la melé, o mejor dicho, hasta la melé era ya incomoda, ya que todos sabían que no había margen de error; aunque el arbitro benefició al Babyauto Zarautz marcando como una ultima jugada un golpe de castigo; el golpeo del oval, la presión, o las mismas “Meigas gallegas” decidieron que el empate era el mejor resultado para ambos equipos y el oval voló por el lateral sin entrar entre la “Hache mágica” que define el triunfo. Y la próxima semana, no se alejan de Galicia ya que el calendario marca una visita al conjunto de Vigo.

Bultza Beltzak!